Feeds:
Entradas
Comentarios

Círculo Virtuoso

“Los desafíos de la vida se pueden resolver correcta o incorrectamente.

Los primeros, abrirán las puertas a nuevos desafíos.

Los segundos nos traerán aprendizajes, para que aprendamos a resolverlos correctamente”.

infinito

(Nunca hay tiempo perdido)

AOL

Ken Tai Ichi Jo ( 一条), es un precepto o concepto que se utiliza mucho en nuestro entrenamiento, por lo cual de vez en cuando hay que darle una vuelta a lo que entendemos o imaginamos por tal.

El concepto es o se puede traducir como “cuerpo y arma como uno” o “un golpe al unísono, con el cuerpo y el arma” (o el alma)…tal vez hay muchas definiciones, ya que estas las van generando todos quienes practican Budo, expandiendo el concepto mas allá de la significación etimológica*.

Pero, para no alargarme en exceso, lo que quiero decir en definitiva, es que muchos nos quedamos con la punta del iceberg del concepto, y nos concentramos en el golpe, es decir, en golpear muy fuerte, porque así nos mostraron el concepto…así a muchos nos ejemplificaron por primera vez Ken Tai Ichi Jo.

El tema es que las técnicas se usan para mostrar conceptos, pero los conceptos no pueden reducirse solo a la técnica que se utilizó para explicar…sería como dar crédito solo al pincel, por entregarnos a la “Giocconda” de Leonardo Da Vinci…olvidando que detrás de ese instrumento, hay una mano y que esa mano está unida a un ente corpóreo…el cual esta gobernado por una voluntad creativa, la cual es en definitiva la responsable de tal obra maestra.

pintando (1)

El pincel, al igual que las manos, los pies o incluso un arma, nos son mas que una extensión de un movimiento que representa un todo. Las manos, pies o armas, son solo las herramientas con las cuales se ejecuta una técnica, la cual por su trabajo en conjunto con todo el cuerpo y la voluntad, terminan creando algo mas poderoso que si se tomaran por separados sus elementos.

Solo concentrarse en el puño, el pie o el arma, es como pensar que el dedo que apunta a la luna, es la luna…el dedo que apunta, es el instrumento, pero es el observador quien realiza la técnica, quien debe ser capaz de ver mas allá del dedo que apunta y ver a la luna en su esplendor…y darse cuenta que que su reflejo brilla en todo los pueblos, aun cuando quien observa no sea capaz de ver ese brillo.

De la misma manera, es quien realiza la técnica en combate, quien tiene que saber que su cuerpo, desde la planta de los pies, rodillas, caderas, columna, hombros, codos, muñecas, mano, voluntad,  los que en su conjunto realizan…el golpe al unísono.

11722

No sé, solo reflexionado…lo mejor es entrenar y que el tatami nos de mejores respuestas.

*(Evidentemente, si se cambiase el Kanji de Tai o Ken, el significado podría cambiar aun mas, pero estoy lejos de ser un experto como el Sôke quien se divierte haciendo maravillosos henkas con los conceptos al ir cambiando infinitamente los kanji que realiza)

Misticismo Ninja

Quiero hacer una breve reflexión, sobre un tema “candente”, y tiene que ver con el misticismo que envuelve a los Ninjas.

Mucho de ese misticismo, nace de la leyenda y mitología del medioevo japonés, también de la gran superstición del habitante de Japón en la antigüedad (equivalente a cualquier habitante del planeta en ese momento).

Se habla de magia y otras cosas, de súper poderes y conexiones mágicas.

lens4147522_1240161564kajutsu-ninja-smoke-bombs-homemade-making-pics-250x201

Y muchos ingresan a un Dojo de Ninjutsu atraídos por estas historias, y por la promesa, ya sea por la publicidad misma de la escuela o por el propio mundo mágico en su cabeza, de que obtendrán esos poderes mágicos y supernaturales.

El choque con la realidad es tremendo, porque lo primero que hay que hacer para siquiera llegar a “aspirante a Ninja”, es entrenar, entrenar y entrenar…y de desapariciones y traspaso de murallas, poco o nada, pero si miles de rodamientos, caídas, saltos, Kihon, Sanshin, etc.

Algunos se quedan, la mayoría se va.

Wallpaper_Bart_Ninja

No digo que no existan habilidades que son difíciles de explicar científicamente, o que no he visto cosas que rayan en lo mágico, es decir, existe algo místico, pero nunca provino de nadie que no llevara al menos 20 o más años de entrenamiento arduo y continuo, y solo fue mostrado en un contexto de respeto y enseñanza con el camino marcial.

Así que, si alguien se acerca a mi dojo esperando desaparecer o caminar de cabeza por el techo, tendrá que esperar unos 15 o 20 años a que yo lo logre primero, luego entrenar unos 20 años, y esperar a que algún día logre explicar cómo lo hice…si es que lo hice.

Por el tiempo que medie entre hoy y el día de la magia, solo pido paciencia y perseverancia…e ir al Dojo a entrenar.

Saludos Cordiales!

Asobi

Me es difícil imaginar entrenar artes marciales, y al mismo tiempo no disfrutar de los momentos que rodean el mismo.

yo en el hombu

Muchas veces gastamos tanto tiempo “queriendo ser felices”…en vez de avocarnos simplemente a serlo.

Como se dice en el Zen:

“Comer cuando se come, dormir cuando se duerme”

Temo que si estoy equivocado en mi forma de acercarme al entrenamiento, ya sea demasiado tarde como para cambiar ese error.

yo en el hombu 2

Aun así, lo extraño y maravilloso es que he encontrado amigos con quienes compartir esta especie de locura, por lo que tiendo a pensar que no estoy en el camino equivocado.

oscar en el hombu

Le doy gracias a esos locos con que vivo constantemente tantas aventuras y momentos de felicidad. 

soke

¿Qué es un Dojo?

(Antes de empezar a leer, advierto que este escrito no contiene la respuesta a la pregunta por cual lleva título…si aun así quieres seguir leyendo, gracias)

Sin duda seria difícil clasificar a un Dojo dentro de las especies existentes en el mundo animal, pero no por ello deja detener ciertas características similares a algunos seres vivientes, pero no se cual.

El Dojo nace y comienza a respirar, como muchos animales empieza a buscar su nido, a veces nace en uno y se queda allí para siempre, otras veces debe emprender largos viajes para encontrar su nicho, su suelo, su casa. No es poco común que habiendo encontrado un lugar ideal se deba emprender el vuelo nuevamente por cambios “climáticos”. ¿Es el dojo un ave?

El dojo crece, llegan alumnos, su energía lo es todo, para algunos son el alimento, los degluten y luego los defecan. Para algunos no son el alimento, sino que son la sangre misma, son esenciales, sin ellos el dojo se desangra, deja de respirar…agoniza y muere, ¿Es el dojo un mamífero?

Imagen

Pero este ser viviente es extraño, puede haber quedado desangrado, seco, muerto y de pronto se vuelve a levantar…¿Es el dojo un Zombie?…no creo, o al menos no quiero creelo, aunque Hollywood gaste millones en convencernos de que si existen!.

¿Qué está pasando entonces? El dojo recurre a un órgano que no se si existe en el mundo animal, este órgano se llama instructor, una especie de héroe y villano, sabio y estúpido, presidente y dictador, un ser que por deseo propio, imposición divina o simple azar está a cargo del dojo, para bien o para  mal de su disciplina, para felicidad o sufrimiento de sus alumnos, ¿Es el dojo una fiesta de cumpleaños, un país u otra cosa diferente?

Imagen

El dojo puede no tener alumnos, y quizá en vez de morir entra en estado de hibernación, o en estados comatosos (aunque he visto dojos con alumnos, enorme cantidad  de ellos, e igual parece que estuvieran muertos), ¿Es el dojo un enfermo?

El Dojo es un ser viviente y a su vez un ente social, parece una democracia, pero muchas veces es una dictadura, parece una familia…y resulta que muchas veces  lo es, con todo lo bueno y lo malo que eso significa jajajaja!

El Dojo crece y se multiplica, no como mas nos gusta reproducirnos, pero de alguna forma de él surgen átomos de dojo, o semillas que se esparcen…¿Es el dojo una flor, un árbol?

 Algunas de esas semillas se pudren, otras entregan hermosas flores o frutos, pero aun cuando provienen de un mismo lugar, son por naturaleza diferentes e independientes del ser que los “expulso” a este mundo, por momentos comparten ADN, pero a veces mutan en especie diferentes, ¿Es el dojo un mutante?

Imagen

El dojo tiene olores, a veces a sudor y esfuerzo, otras veces a estiércol…¿es el dojo un establo?, no lo sé, pero por eso hay que tener cuidado, cuando se acepta la responsabilidad de ser instructor y tener un dojo, sin que quieras o te lo propongas tienes en tus manos las riendas de un animal en parte mitológico, que muchas veces se alimenta de su jinete, por eso la misión principal del instructor es seguir siendo alumno, para así confundir a esta especia de Kraken marcial, y de esa forma evitar ser devorado, ¿Es el dojo un minotauro?

Imagen

Una  de las tareas del instructor es ser un líder, un guía, un amigo en el camino…inspirar a los alumnos, lo lamento, se que no decía eso en el contrato de instructor, pero si te entregan las riendas y quieres hacerlo, pues bien, tienes que ser el primero en alimentarte, en entrenar, en llegar a la hora, mantener una imagen impecable y muchas otras responsabilidades que la mayoría de los mortales no tiene que realizar  al unísono.

Lo bueno es que te puedes bajar de este animal-empresa-escenario cuando quieras, y nadie debería recriminártelo, porque es un ser viviente enorme que puede dejar exhausto a cualquiera.

Imagen

Ahora bien, cuando a este SER lo alimentas bien, lo sacas a pasear, le das libertad, pero también disciplina, cuando trotas junto a él, puede ser un fiel amigo que te entregue grandes felicidades que muchas veces están vetadas para la mayoría de las personas.

¿Tú dojo es grande y lleno de alumnos?, cuídalo.

¿Tú dojo es pequeño y no tienes muchos alumnos?, cuídalo.

Pero por sobre todo cuídate a Ti, eres valioso como instructor, por eso alguien o algo te pidió que compartieras tus conocimientos, puedes llegar  a ser parte importante dentro de tu organización, tal vez no hoy o mañana, pero si le das tiempo al tiempo, te darás cuenta que ese arte marcial que practicas será un poco mejor contigo y tus alumnos practicando.

Tal vez no cambies al mundo, pero sin duda puedes ser sumamente feliz, y eso, muchas veces es un cambio en este mundo por el cual vale la pena luchar.

¿Es el dojo un punto de encuentro?…yo creo que si.

Imagen

Compartiendo Espacios

Han pasado ya poco mas de dos semanas del Seminario vivido en Argentina los días 17 y 18 de agosto de 2013, en donde los Shihanes Duncan Stewart, Néstor Iscovi y Christian Petroccello compartieron sus visiones y experiencias sobre el Budo de Bujinkan.

Fue una fiesta del Budo, más de 150 personas entrenando en armonía y vibrando de felicidad. ¿Cuántos amigos había cuando llegué? muchos, pero fueron aun más cuando llego el momento de volver a Chile.

Ver a 3 maestros compartir sus experiencias y conocimientos a un nivel altísimo, fue sin duda una fantástica experiencia.

Pero lo que me produjo mayor admiración, fue como en un espacio que muchas veces es pequeño para algunos egos, ellos lograron regalarse uno a otro el momento y el espacio, y así poder desarrollar ideas, técnicas y conceptos marciales maravillosos.

Imagen

Creo que hay una tremenda lección, y es que tenemos que ser capaces de convivir en todo espacio con otros Buyus. Podemos no ser amigos, no estar de acuerdo, pero aun así respetar para ser respetados, entregar para que se nos dé y cuidar para ser protegidos.

Hay espacio para todos, pero a veces no hay espacio para los egos de unos pocos…paradojas de la vida.

Sin duda no solo me refiero al mundo Bujinkan, es la vida misma la que muchas veces se manifiesta así, y somos nosotros, quienes vivimos experiencias como este “Sanshindekai”, quienes tenemos que llevar este mensaje de tolerancia y capacidad de compartir.

No es una orden o una misión, es simplemente una posibilidad, el que esta u otras experiencias entorno al Budo te cambien y hagan imposible que vuelvas a ser el mismo de antes.

Imagen

Nuestra sociedad muchas veces se define por muros, restricciones,  cientos de reglas y prohibiciones, tal vez, solo tal vez, dentro de nuestro Budo podamos encontrar aquella magia que transforme espacios finitos en espacios infinitos, experiencias profundamente concretas en ideas y sueños, y así, transformar personas comunes en mejores personas para una sociedad que requiere héroes de verdad, no de películas, sino personas que en el camino a su trabajo sean capaces de proteger y cuidar de los demás, aun cuando parezca que no hay espacio posible para dar esa ayuda, apoyo o consejo.

Es quizás generar espacios de armonía donde no los hay, compartir espacios cuando ya parecía que nada mas podía estar allí…en fin, tal vez solo regalar una sonrisa a aquel que no tiene una para dar.

Saludos!

Imagen

Sal para la vida…

Conversando con un tío, hablando de la salud y de que comidas son saludables y cuales no, llegamos al tema de lo dañina que puede ser la Sal…y el me sale con una frase que me encantó:

“Quieres comer muchas Sal en tu vida, entonces come poca sal en tu día”.

sal 3

Quede pensando, en que si dosifico algo, eso me puede permitir mantenerlo por mucho mas tiempo.

Como me dijo un profesor de Química Inorgánica de la Universidad PUCV:

“La cantidad hace el Veneno”

veneno

Suena evidente una vez que te lo dicen, pero ¿Cómo afecta esto al Budo?.

En mi opinión, podríamos llevar el ejemplo de la Sal o de casi cualquier cosa, a la sala de entrenamiento, pero con una pequeña variación:

“Quieres entrenar toda la vida, entonces protege tu cuerpo todos los días”.

Me refiero a que desde que uno nace y hasta que uno muere, solo cuenta con un solo cuerpo, sin repuestos, sin suplentes…el mismo cuerpo uno y otro día.

Por eso mismo, cuando se entrenan artes marciales, hay que entrenar cuidando el cuerpo, protegiéndolo, para así poder entrenar toda la vida.

Por ejemplo, todo ejercicio que requiera de mucha repetición, hay que hacerlo con intensidad, pero evitando el golpe seco al cuerpo, como por ejemplo un Ukemi o caída, ya que en clases uno hace 20 o 100, y en la vida real uno a lo más va a realizar uno o dos en un combate (si van 20 ukemis en un combate, ese combate esta hiendo realmente mal).

Si trabajo sobre una luxación en la muñeca, no puedo pretender hacer con toda la fuerza aquella luxación 50 veces, ya que voy a lesionar tarde o temprano la articulación de Uke.

En Bujinkan, por ejemplo, encontramos el “Atemi no Tanren” o endurecimiento de las manos por medios suaves, es decir, en vez de reventar la mano contra un muro, golpeo con mas suavidad un foco, pero en vez de 100, lo hago 1000, es decir, cambio rudeza por repetición y el resultado es parecido, pero la mano no se deforma y no repercute tan fuertemente para el futuro.

Es evidente que las artes marciales no son Ballet, pero si entrenaran Ballet se darían cuenta que detrás de esos majestuosos movimientos, hay mucho y muy duro entrenamiento, con repeticiones hasta el infinito, de todos aquellos movimientos específicos que requieren.

Prefiero un entrenamiento intenso a uno duro, de sargento de ejército, ya que prefiero un entrenamiento inteligente, para así tener 70 años y seguir entrenando, el mejor ejemplo en Bujinkan es el Soke, Hatsumi Sensei, nadie podría decir que entrenó suave, pero cuidó de su cuerpo de tal manera que hoy a los 82 años hace 3 clases semanales y mil cosas mas todos los días, como si tuviera 20 0 30 años menos.

soke

El Budo de Bujinkan, es un Budo de protección, no de destrucción, por ello el entrenamiento debe ser intenso, pero siempre cuidando el cuerpo, para poder tener una vida larga y de calidad, tanto dentro como fuera del Dojo.

¿No te gustó mi opinión?, nos vemos en 40 años mas en el tatami y conversamos.

Saludos!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.